viernes, septiembre 08, 2006

Ficción y realidad


Hay quienes no tuvieron una infancia real, y aseguran que ciertos designios de algunas épocas son inventos, que los que las disfrutaron como yo, nos armamos un mundo de fantasía alrededor de objetos que solo viven en nuestra imaginación, a saber: el alfajor "Capitán del Espacio"...


Si entre mediados de la década del '70 y mediados de los '80 existió una golosina que valía la pena, esa era la recién mencionada... y sepan los incrédulos "porteños" que solo vivieron de Tita, Rodhesia y alfajor Jorgito (un horror), que había en este mundo algo mejor que nunca llegaron a probar, porque las exclusividades son para unos pocos elegidos, como la gente del conurbano sur.

A las pruebas me remito, he aquí un testimonio de su existencia.
La verdad sea dicha, lo siento por los que no disfrutaron de este placer entre sus fauces... ala, a llorar a la iglesia.

3 comentarios:

caro dijo...

Lo único que me faltaba!
Otra más con los Capitan del Espacio... por favor!!!
Chatito, con poco dulce... yo no se, hagan la republica de avellaneda de una vez y que les pongan de nuevo la fábrica!!!!

(tengo un amigo que tiene un reloj de capitan del espacio)
(y un marido... del conurbano sur)

MARCELO dijo...

SEÑORES:APARTE DE LOS "CAPITA DEL
ESPACIO"
NO SE OLVIDEN DE LOS CARAMELOS
1\2 HORA!!!!

andrecer dijo...

Me diverti leyendo tus comentarios. A mi se me apareció la cajita que se abria como la de fosforos y tenía corazones. !!buenisimos!!!