martes, marzo 04, 2008

Ponele un enano a tu vida

Sí señor...al que Dios no le da hijos, el diablo le da sobrinos.

Y es que dentro de nada -15 días más o menos- va a nacer Victoria mi futura ahijada.

La madre, Erica, que está más pirada que yo, y Guille (su progenitor) decidieron depositar su confianza en este metro 72 para salvaguardar el porvenir de la niña... que la voy a querer: seguro porque ya tengo ganas de verla; que la voy a mimar: que no quepa dudas (a babosa con los "enanos"a mí, no me gana nadie); pero que su crecimiento psicosocial conmigo sea normal...mmmm, lo dudo. Ahhhh! se siente, ahora no hay marcha atrás.


Es íncreible lo que te puede motivar la llegada de un "enano" a tu vida.

Vicky, bienvenida a este mundo aunque sea un poco más hostil de lo que puedas imaginar y ojalá el tiempo y el buen hacer de todos los que te rodeemos hagan de vos una nena felíz, una adolescente bien rebelde, y una mujer satisfecha de su vida, que pueda traspasar esos sentimientos a los que serán sus descendientes.


3 comentarios:

Recontra dijo...

Felicidades!

Nituni dijo...

No se si tu ahijada vivira cerca de donde estas vos, pero si son como mis sobrinos, la distancia potencia aun mas mi capacidad de malcriarlos!

Piuseis dijo...

Recontar, gracias mil!.
Un abrazo.

Nituni, la mía vive a escasas 15 cuadras de mi casa, así que pa' malcriarla me vuá a dar el gusto...(shhh! que la madre no nos oiga que me deshereda).