jueves, mayo 08, 2008

Primer Mundo....

Tengo ciudadanía italiana. Vivo en Barcelona hace cinco años. Desde que llegué, me paseaba por la calle con mi "tarjeta de residencia", que vendría a ser algo así como mi "DNI europeo". Formato similar al de una tarjeta de crédito, plastificado, cons sus datos básicos, el número de identificación, con su foto y su huella digital. Nada más cómodo para llevar en una billetera o incluso en el bolsillo.... algo así como esto ------------>>>

Pero como todo en este mundo moderno, tenía una fecha de vencimiento: 06/05/08.
Así que un día antes, me dispuse a levantarme tempranito para ir a renovar mi preciado documento.

Hice una cola del copón, me aguanté 1 hora parada en la puerta de la comisaría esperando que abrieran las puertas, y finalmente accedí al recinto.
Entregué la documentación que solicitaban al muchacho que me atendía, puso cara de serio, empezó a teclear como loco delante del ordenador, y meta imprimir papelitos para gestionar mi renovación. Me entregó una factura para ir a pagar al banco de al lado la tasa de renovación, y me dijo: "cuando lo tengas, volvé y entrá directamente a ese mostrador" (y me lo señaló con el dedo).
Fui al banco (poca gente la verdad), pagué por "mi renovación" € 7,80 y me dirigí otra vez a la comisaría.
En el dichoso mostrador, estaba él (a quien nombraré así de ahora en adelante para referirme al cara de culo que me atendió). Le entrgué mis papeles, y al cabo de unos minutos me entregó..... una hoja DINA4 de color verde que certificaba que yo estaba inscripta en el Registro de los ciudadanos bajo el nº tal, y que a tales efectos ese "papel" no servía como acreditación a su portador... cha channnnn!!!!.

-"Eso es todo?", pregunté.
-"Sí", me respondió él con una cara peor de la que me recibió.
-"¿No me puedo quedar con mi vieja tarjeta para hacer trá...?"
-"No, guapa", y me hizo una seña con la mano como diciendo "aire, que tengo que seguir atendiendo a los de la fila" y me despachó.

Por lo que pude saber, a partir de ahora mi documento real como ciudadana comunitaria es mi pasaporte.
Yo estoy muy de acuerdo con esto de la libertad de movimiento y/o traslado dentro de la comunidad, etc, etc., pero me pregunto: ¿Esto es primer mundo?. Si yo quiero ir a comprar con mi tarjeta de débito y/o de crédito ¿de qué me sirve el "papel" que me dieron si no certifica que soy quien soy?, ¿tengo que andar con el pasaporte todo el día encima?. Si acá te piden documento hasta para comprar la tarjeta de viajes... me niego a llevar el pasaporte todos los días encima.

Estoy INDIGNADA!!!. Me sacaron mi antigua tarjeta, y ahora, me siento una Don Nadie.
He dicho.

3 comentarios:

F e r n a n d o dijo...

Dejales la dirección del Blog, que tienen bastantes datos de quién sos y con quienes te juntas!

Avalamos tu identidad!
Buen fin de semana y que estes de pelos!

Abrazos de colores.
Fernando.-

Nituni dijo...

Por lo menos te dijo "guapa"!
Yo aca solo tengo el pasaporte, y jamas tuve que demostrar mi identidad para nada, excepto en los aeropuertos. Para el laburo, solo con una fotocopia del pasaporte alcanzo. Las tarjetas de credito tienen clave (una especia de tarjeta de debito), asi que son bastabnte seguras y no te piden identificacion.
Como estamos! Uhhh!

Caro dijo...

Ay qué embole..

yo el otro día fui a hacer un trámite en la comisaría, me toman la denuncia (denuncia por extravío de cédula verde) lala lala (lo mismo, pagar, sellar, cara de culo etc).
Y cuando la leo, la denuncia dice que yo digo que soy yo y que para que me crean presenté un dni que... está a mi nombre!
O sea... no me creen? qué les tengo que llevar, el mapa del ADN???

En fin... se ve que es cierto eso de que la argentina está hecha por inmigrnates... usan la misma lógica.

Besos,
quierole

Caro

PD, es mucho pedirte que me pases el telefono de Maria jose? (tu profe de canto)